La meditación para el estrés funciona

meditar-para-el-estrés-the-source

La meditación para el estrés funciona y puede ayudarte, no solo a reducir tus niveles de estrés, sino también a gestionarlo de una manera diferente. Tan solo unos minutos de meditación pueden ayudarte a controlar el estrés, reducir la ansiedad y a aumentar tu capacidad de relajación.

Contrario a lo que puedas pensar el estrés no es algo que esté fuera de tu control. La reacción ante lo que estresa suele ser una reacción inconsciente y automática aprendida o instalada en el disco duro de tu mente tras miles de años de evolución. Entras en una situación de estrés porque tu mente a percibido una amenaza y comienza prepara tu cuerpo para enfrentarse o huir de ella.

En algunas ocasiones esta amenaza puede ser real, por ejemplo, vas de excursión por el bosque y escuchas lo que parece el sonido de un animal cercano, automáticamente tu cuerpo se prepara contra la potencial amenaza para proteger tu vida. Sin embargo, la mayoría de las situaciones que te estresan a lo largo del día, no son de vida o muerte, aunque tu cuerpo desencadene el mismo tipo de reacción.

El estrés, esa historia que te cuentas

En estos casos, generalmente, el estrés es una reacción interna ante algo que percibes como una amenaza o una necesidad por algo que no has alcanzado. El estrés nace de esa historia que te cuentas a ti mismo. Esa historia que creas es lo que provoca esa reacción emocional que termina invadiendo todo tu cuerpo, te acelera el corazón y la respiración, te provoca ansiedad, por mencionar algunos de los síntomas más comunes y te empuja hacia el desequilibrio. Entender dónde está el origen del estrés que sufres es fundamental para poder ayudarte a gestionarlo.

La meditación para el estrés tiene mucho sentido hoy

La vida moderna, supone un cúmulo de actividades, responsabilidades, rutinas que no cesan y por si esto fuera poco para muchos no paran de crecer. Cómo reaccionamos ante todos estos desafíos marca la diferencia entre mantenernos saludables o en el peor de los casos enfermarnos sobrepasados por el estrés que nos generan.

Si aprendes a gestionar tus emociones y tus pensamientos finalmente podrás romper ese mecanismo automático de reacción “vida o muerte” y controlar tu reacción ante las demandas que te llegan. Tener herramientas como la meditación para el estrés te ayudara a mejorar tu salud y bienestar para recuperar tu equilibrio y felicidad.

El meditación ya es un básico en la vida de muchas personas

Los datos de la Organización Mundial de la Salud con respecto al estrés en nuestra sociedad no son muy alentadores. En sus previsiones, el estrés y la ansiedad se sitúan como las causas principales de deterioro de la salud mental para los próximos años. Así que, algo tendremos que hacer al respecto.

Afortunadamente, tenemos a nuestra disposición algunas herramientas que nos ayudan a contra-restar estos efectos, entre ellas, la meditación. Esta técnica milenaria considerada un tipo de medicina complementaria está ganando cada vez más y más seguidores y poco a poco la meditación se está convirtiendo en un básico en la vida de muchas personas.

¿Por qué hay tanta gente que está empezando a practicar la meditación para el estrés?

Principalmente por su gran poder transformador. Puedes aplicarla a muchas áreas de tu vida y porque para suavizar el ritmo loco de la vida actual, la meditación para el estrés funciona especialmente bien.

Los científicos, a través de sus investigaciones, están comprobando como la meditación para el estrés y la ansiedad es una forma efectiva y simple para reducir sus efectos. Ante estas evidencias, son muchos los médicos y terapeutas que están empezando a recomendarla, incluso la Organización Mundial de la Salud recomienda la meditación para el estrés en su plan sobre salud mental.

Dedicar tan solo unos minutos diarios de meditación ya sea a través de una meditación guiada, meditación vipassana, o cualquier otro tipo de meditación podrá ayudarte en la tarea de enfrentarte al estrés y no dejar que te supere. Simplemente elige aquella que mejor se adapta a ti, siéntate y comienza a practicar.

¿Por qué meditar para el estrés?

Cuando decides pararte a meditar ya has dado un gran paso adelante, porque estás poniendo manos a la obra. Reservar un momento en tu día para conectar contigo y poner atención en lo que necesitas es muy importante. A través de la meditación recobras la calma y la paz interior que pierdes con el estrés regresando al equilibrio de tu cuerpo y mente.

La meditación es una herramienta muy efectiva para recomponer el equilibrio en tu vida actuando de forma positiva sobre tu salud emocional y salud en general, llegando incluso a reducir los síntomas de algunas enfermedades asociadas con el estrés.

Crea un espacio para pararte y observar

La meditación es efectiva para el estrés porque, te permite distanciarte de las situaciones que te estresan. Cuando te paras y las observas sin apegarte a ellas, puedes obtener una gran fuente de información que puedes usar para manejar la situación estresante que te reta.

La meditación te da ese espacio tan necesario en el que poder prestar atención y separar que demandas son realmente importantes y cuáles no. Generalmente, las situaciones de vida son tan absorbentes que ni siquiera te paras a analizar si lo que te reta es importante o no, simplemente sigues corriendo detrás del balón. Sin embargo, pararte, respirar y observar, es un primer paso que marca una gran diferencia para poder gestionar el estrés.

Creas nuevos recursos, habilidades para gestionar tu estrés.

Por otro lado, de acuerdo con la neuroplasticidad, que se podría definir como esa habilidad que tiene el cerebro para cambiar y adaptarse a lo largo nuestra vida; durante el proceso de meditación, comienzas a romper viejas estructuras, hábitos y creencias para crear unas nuevas. En este proceso se producen nuevas conexiones neurológicas que terminan por generar nuevas habilidades con las que puedes manejar mejor tu estrés.

De la misma manera que entrenas el cuerpo en el gimnasio, haciendo deporte o en cualquier otro tipo de actividad física, es necesario que comiences a entender que tu mente también necesita entrenamiento, ya que es posible que necesites re-programar determinadas creencias y comportamientos para ser tú quien lleve las riendas de tu mente y no al revés. Todo esto solo puede hacerse desde la conexión con el centro, el silencio, y la calma de tu espacio interior.

Hoy en día, es importante disfrutar de un cuerpo saludable pero también lo es ocuparse entender como funciona la mente para cambiar aquello que te limita. La meditación es la herramienta que te ayuda en esta tarea de cambio y en la misión de controlar el estrés y la ansiedad que pueden provocarte los retos de la vida.

La fórmula es sencilla. Meditar solo es como cualquier otra cosa que quieras hacer en la vida simplemente requiere compromiso y un poco de determinación. Además, la meditación inmersiva te lo pone más fácil aun, pone a tu disposición las últimas tecnologías multi-sensoriales crea un entorno especial y te ofrece los recursos para que te puedas entrar en la meditación de una forma mucho más rápida.

Photo by Brooke Cagle on Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *